Industria.jpg

Las bombas Bornemann ofrecen convincentes soluciones en sus aplicaciones en la industria química

Las bombas Bornemann tienen un rango de aplicación multifacético, prácticamente ilimitado: bombas de aceite usado para camiones cisterna, bombas para pinturas para tintas de imprentas, bombas para aguas residuales en plantas depuradoras, bombas de lixiviados para vertederos de basura, bombas para lechada de cemento y bentonita en la industria de la construcción, etc.

Debido a la marcha libre de contacto metal-metal de los elementos de bombeo entre sí, es posible fabricar todas las partes que están en contacto con el fluído en acero inoxidable.

Así pueden ser bombeados líquidos no lubricantes, corrosivos, poco o muy viscosos. Las bombas Bornemann también son especialmente apropiadas para fluidos sensibles a la deformación/cizallamiento, de estructura viscosa, tixotrópicos, que deben ser bombeados con sumo cuidado.