Campos-de-petroleo-y-gas.jpg

El voracidad de energía se encuentra con la escasez de energía

Mientras crece la demanda de petróleo,  decae su extracción. ¿Hemos alcanzado el cenit de la extracción?

Con el petróleo clásico podría afirmarse esto con bastante certeza. Pero también se debería tener en cuenta el petróleo sintético, por ejemplo de arena bituminosa (oil sand).

Cabe destacar, que el petróleo se va tornando cada vez más una cuestión de precio. Es un hecho que para la exploración de nuevos yacimientos petrolíferos se debe perforar hasta napas de agua cada vez más profundas, ya se ha sobrepasado la barrera de los 3.000 metros. Adicionalmente para la exploración de yacimientos petrolíferos se debe recurrir a zonas – por ejemplo el Mar Cáspico – en los que antes no se consideraba conveniente invertir.

Para empresas de extracción de petróleo y gas esto significa: por un lado debe estar a disposición una tecnología de sistemas de bombas que responda a las exigencias crecientes. Y por el otro, las empresas que ofrecen sistemas de bombas deben poseer un muy fundamentado Know-how en la explotación petrolífera, que los vaya convirtiendo de simple proveedores a socios de la industria de producción de gas y petróleo.